Nuestros ACEITES DE OLIVA VÍRGENES EXTRAS VALDENVERO y SIERRA PRIETA, se unen con la ROJA.

Nuestros ACEITES DE OLIVA VÍRGENES EXTRAS VALDENVERO y SIERRA PRIETA, se unen con la ROJA.

Los aceites vírgenes extras como aliado en los deportistas.

El aceite de oliva virgen extra ocupa un lugar preferente en la dieta mediterránea, una de las más sanas y nutritivas de todas las opciones gastronómicas.

Por lo tanto es un producto que consumimos de forma periódica y casi natural, principalmente porque aporta un sabor único y especial a las comidas y es el complemento perfecto para muchos platos de diversa índole.

Pero lo que muchas personas desconocen es que además este producto ofrece muchos beneficios para la salud de los consumidores, y que además representa un complemento perfecto para la práctica deportiva.

Los beneficios relacionados con el aceite de oliva virgen extra provienen de tres elementos fundamentales que forman parte de su composición. En primer lugar se encuentra el ácido oleico, una grasa insaturada que reduce de manera drástica los niveles de colesterol en la sangre, por lo que previene esta enfermedad cardiovascular tan peligrosa y cada vez más presente en nuestra sociedad.

El segundo grupo de elementos fundamentales presentes en el aceite de oliva virgen extra son unas sustancias químicas llamadas polifenoles, que poseen propiedades antioxidantes y además reducen las posibilidades de contraer enfermedades cardiovasculares y diversos tipos de cáncer.

Un último elemento presente en el aceite de oliva virgen extra es la vitamina E, que también previene el daño oxidativo y las enfermedades cardivasculares, además de mejorar el sistema circulatorio y la capacidad visual y de evitar enfermedades como el Parkinson y los altos niveles de colesterol.

Gracias a la presencia de estos tres elementos el aceite de oliva virgen extra puede convertirse en un gran aliado para los deportistas. Sus propiedades antioxidantes sirven para luchar contra el único punto negativo que puede tener la práctica deportiva, el proceso oxidativo que se produce al consumir oxigeno y liberar radicales libres y que puede llegar a dañar distintas células de nuestro organismo.

Además, este estrés producido por la oxidación puede desencadenar enfermedades vasculares y coronarias, así como arteriosclerosis e inflamación, por lo que el aceite de oliva virgen extra, al hacer más resistentes las lipoproteínas de nuestro cuerpo, encargadas de trasportar las grasas por el organismo, nos hacen más resistentes a este proceso degenerativo.

Por si esto fuera poco, el virgen extra actúa contra las inflamaciones y dolores que pueden producirse durante la práctica deportiva, además de representar un complemento perfecto para la dieta de cualquier deportista, ya que ayuda a controlar nuestro peso y a prevenir la obesidad.

VALDENVERO y SIERRA PRIETA, fuente de SALUD.

La imagen puede contener: texto

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *