La naturaleza siempre lleva los colores del espíritu.