Hoy se nos suma a nuestro proyecto ALMA DE MUJER, un colectivo, las mujeres de AEMODA (Asociación Española de Maestr@s y Operari@as de Almazara).

Hoy se nos suma a nuestro proyecto ALMA DE MUJER, un colectivo, las mujeres de AEMODA (Asociación Española de Maestr@s y Operari@as de Almazara).

Mujeres con esencia, mujeres con arte en la creación de los AOVES, mujeres imparables que aman su trabajo y aportan al AOVE algo diferente, dejando huella. Como parte de esta asociación hoy quiero homenajear y hacerlas protagonistas a mis compañeras del sector, que ellas también sean visibles, que sean reconocidas y valoradas. Ellas son mujeres apasionadas con ALMA DE MUJER, las MUJERES DE AEMODA.

AEMODA, es una asociación que nace en el año 2013, por un grupo de trabajador@s que apuestan por la profesionalidad del sector. Entre sus objetivos, destacan el formar profesionalmente a sus asociad@s en el desempeño de su profesión, defender sus derechos e intereses, promover la constante mejora de la calidad en sus prestaciones profesionales de maestr@s y operari@s de almazara, para optimizar la calidad de los aceites y el rendimiento de las almazaras. Difundir la cultura del aceite y del olivo, así un objetivo en común compartir dudas y buscar soluciones basadas en las experiencias, con un denominador común TRANSMITIR, COMPARTIR y AYUDAR.

En la actualidad, la vida de las mujeres es cada día más interesante y retadora en este mundo del AOVE.
Algunas parecen llevar mejor los retos y el estrés que esto implica; otras, no tanto. En realidad, nos estamos enfrentando a un cambio en la definición de lo que es ser mujer en este sector y esto implica pelearse con siglos de tradición.
Hace años, cuando algunas mujeres empezamos a trabajar en éste área causábamos la curiosidad del resto de personas, debido a que el trabajo en las almazaras estaba tipificado como una labor de hombres. Ha trascurrido el tiempo y todavía éstos dominan el número de maestros y operarios de almazaras, pero ya no es tan extraño encontrar en estos puestos de trabajo una mayor cantidad de mujeres. Cada vez más, nos estamos haciendo un hueco y estamos ahí.
¿Esto qué quiere decir? En muy pocas palabras: ¡las mujeres estamos también en este sector!
El rol de las mujeres, hoy en día es otro, más completo y más retador gracias a que estamos más preparadas; hemos demostrado una y otra vez que hacemos un buen papel en el sector almazarero. La fuerza y el peso de la tradición femenina que vamos heredando y transmitiendo de una mujer a otra, no ha podido cambiar por completo la expectativa principal de ser mujer (ser madre, esposa y ama de casa), facetas que compaginamos con esfuerzo y tesón junto con nuestra actividad laboral.
Nuestra constancia, interés, coraje y profesionalidad han ido sumando carreras universitarias, mujeres profesionales, competidoras agresivas y comprometidas que han ido cumpliendo las expectativas y haciendo bien el trabajo. Ésas somos las mujeres de hoy. O por lo menos, es lo que en la actualidad, el mundo moderno y las nuevas tendencias están permitiéndonos escoger, conocer, expandir nuestro ámbito laboral y saber que existe una amplia gama de opciones y formas de vida en el mundo del aceite.
En España tenemos alrededor de 1.780 almazaras, en las cuales actualmente, las mujeres nos podemos encontrar ejerciendo algún puesto de trabajo: administración, gerencia, control de calidad, dirección comercial, presidencia,… El concepto más directo que tenemos y que está relacionado con cargos. Pero es primordial reseñar que la mujer desde hace años juega un papel importante en la producción de Aceite de Oliva Virgen Extra, desde agriculturas en los olivares, operarias de patio de recepción, directoras de producción, calidad, laboratorio, etc. El género femenino ya asume papeles de mayor relevancia en la industria oleícola y desarrolla cualquier puesto de trabajo.
Por eso, la Asociación AEMODA, ha unido tanto a hombres como a mujeres en el sector oleícola y de la elaiotecnia de toda España, Portugal, Italia, Argentina y Chile, en el que hombres y mujeres comparten tareas, e incluso, las manos femeninas y el esfuerzo y la dedicación de éstas, están siendo más valoradas que las masculinas, al que tampoco podemos quitarle ni un ápice de valor. Tenemos que dar una visión de futuro e innovación para impulsar, más si cabe, este sector.
Destacamos la base de los operari@s y maestr@s de Almazara, echando la mirada atrás y reconociendo de dónde se viene, pero también miraremos con optimismo hacia el futuro, hacia ese futuro para nuestro sector laboral. Porvenir y mañana que tendremos que sembrar entre tod@s y en el que, por mucho que se empeñen algun@s, los operari@s y maestr@s tendrán mucho que decir. Sabemos que ese pasado es importante, que nuestras raíces están en nuestras almazaras, pero tenemos que mirar a ellas para tomar impulso y trabajar en el presente más inmediato y en el futuro más cercano. Aun así, cada vez más, las mujeres están empujando y rompiendo el techo que antes les dificultaba tener ciertas oportunidades en el mundo y a través de esta Asociación se da cuenta de ello. A través de AEMODA, todos los asociados se han volcado con la mujer emprendedora en el sector del aceite, trabajando por la igualdad real, más allá de la igualdad que citan manuales y están convencidos todos que la negociación colectiva debe ser uno de los foros en el que reivindicar con más fuerza si cabe la igualdad en la más amplia aceptación de la palabra Almazara.

Grandes mujeres que se ganarán un merecido lugar en las infinitas páginas de la historia. Porque seamos hombre o seamos mujer todos podemos conseguir grandes metas, eso depende de cada uno y del mérito que se tiene, nadie es diferente.

La imagen puede contener: 7 personas, personas sonriendo, texto

Compartir este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *