Elaiotécnia

Elaiotécnia

El trabajo de un año en el campo, culmina cada día en la almazara.

Tras la jornada, los socios transportan la aceituna a la almazara, donde se realiza una clasificación, posteriormente se limpia de hojas y ramas, mediante ventiladores de aire, y no se lava. Limpia ya la aceituna se procede a su pesado y a la correspondiente toma de muestra para los análisis. Pasando posteriormente a las tolvas, para su inmediato proceso.

Nuestros métodos de elaboración con estrictos controles de calidad hacen que nuestros AOVES sean diferentes.

La aceituna es triturada por molinos con cribas especiales, para potenciar los aromas y disminuir las emulsiones. La molturación y el batido se realizan a baja temperatura, y un tiempo de batido muy corto, conservando de esta manera todos los componentes volátiles causantes de los aromas y sabores frutados.

Tras el batido se realiza la centrifugación horizontal, en el cual se separa la parte líquida (agua de vegetación y aceite) de la parte sólida (hueso, pulpa), como consecuencia de las distintas densidades que tienen los componentes de la aceituna.

Posteriormente como fase final, el aceite se centrifuga por una vertical, que al igual que en la horizontal, consiste en la separación del aceite y el agua o alpechín. Una vez realizado la separación, se pasa por una batería de decantación durante 24 h. Donde es clasificado los aceites y llevados a bodega en depósitos de acero inoxidable. En bodega se deja decantar sobre 10 días, tras los cuales filtraremos todo el aceite. El aceite es almacenado bajo una temperatura controlada en la misma bodega entre 18º/21º, listos para su envasado directamente y que permanezca inalteradas las cualidades tanto químicas como organolépticas de los aceites.